Incógnitas a resolver con los horóscopos

Si no tuviéramos dudas sobre el destino y lo que nos tiene preparado el futuro, sencillamente no recurriríamos a resolver las incognitas con los horóscopos. Desde tiempos remotos el ser humano ha querido tener un control de su devenir para poder hacer que las cosas marchen a su favor. Conocer lo que ocurrirá es difícil pero las fuerzas del universo guían todo lo que podría ocurrir. Para eso está el horóscopo, el cual tiene una serie de utilidades prácticas en la cotidianidad. No se trata de basarnos enteramente en las adivinanzas, sino de ver las señales que la existencia nos da y usarlas a nuestro favor, preparándonos para lo que vendrá. Hay muchas incógnitas que podemos resolver con el horóscopo.

Probabilidades y posibilidades

Muchas veces nos ocurre que leemos un horóscopo de nuestro signo y pareciera que lo que nos dice se asemeja a la realidad que vivimos en la actualidad. Esto no es más que una prueba de que las energías se mueven y el mensaje puede ser canalizado por algunas personas con capacidades místicas sorprendentes. Es evidente que el mensaje no llega perfecto y esto depende de la interpretación del vidente y de las personas que reciben las premoniciones. En todo caso, el horóscopo nos da proyecciones sobre lo que es probable y lo posible, según nuestro momento actual.

En este sentido, podemos saber si por ejemplo un órgano de nuestro cuerpo puede estar sometido a cierto riesgo durante los próximos días y tomar las medidas de prevención. También es posible leer el mensaje a través de nuestras preocupaciones y darle un sentido para tomar las decisiones. Esto ocurre cuando por ejemplo se nos recomienda dar el paso a seguir para tomar otro trabajo o para invertir. A ciencia cierta, todo depende de cómo estemos y también del analisis que hagamos de nuestros dilemas. Por eso, no podemos pensar que el horóscopo nos dirá el día exacto en el que nos vamos a ganar la lotería, pero sí podría informarnos de que hoy puede ser un día de gran suerte y apto para probar suerte y comprar un boleto.

Herramientas para el crecimiento

Lo mejor del horóscopo es que se convierte en una herramienta más que ponderar en medio de todos los dilemas que siempre tenemos. A veces queremos hablarle a una persona que nos atrae y quizás el horóscopo señale que es el mejor día para intentarlo con fe. Podría ocurrir el caso contrario, pues las adivinaciones también nos ayudan a entender cuando debemos parar o ir a por todas. La posición de los planetas define claramente las proyecciones en salud, trabajo, amor y dinero, porque cada posición planetaria tiene un significado para cada área de nuestra existencia. Se sabe cuándo puede haber más errores de comunicación, peleas, clima para los negocios, o incluso algún avance en materia familiar. El horóscopo simplemente refleja la influencia que tiene el universo en la vida de todos nosotros. Por ende, la idea no es esperar premoniciones exactas, sino posibles formas de actuar acertadas que nos favorecerán.

Articulos relacionados