Lo positivo y negativo de cada signo del zodiaco

Una premisa del horóscopo y sus signos es que todos los nativos tienen cosas buenas y malas. Esto forma parte del equilibrio propio de cada arquetipo: Una virtud conlleva por lo general a una falencia y viceversa. Claro que debemos apreciar a cada signo como lo que es y verificar si a nivel de compatibilidades somos capaces de convivir con el paquete completo. Por eso, veamos lo positivo y negativo de cada signo del zodiaco.

Todos los signos tienen defectos y virtudes

Se critica mucho que Aries es un signo de personas impulsivas, hirientes y algo descontroladas. Pero ese carácter cambiante y fuerte tiene su lado positivo y es que son eficientes, productivos y aventureros. Además, por dentro aman a su familia con locura. Por su parte, Tauro es un poco pedante, sobreprotector y si le das la espalda se vuelven potencialmente furiosos. A pesar de la alta exigencia, ellos cuidan a sus seres queridos como a nadie y son capaces de dar la vida por ellos. Por su parte, Géminis tiende a ser manipulador y algo caprichoso. Pero más allá de esto, son excelentes comunicadores, saben manejarse en las finanzas y como amigos son bastante constantes y comprensivos cuando logran confían.

Entre tanto, a Cáncer le puede costar bastante expresar sus sentimientos y quizás sean un poco perezosos. Salvo estas características, son amables, tranquilos y muy cómicos. Además, ellos evaden el conflicto como ningún otro signo zodiacal. Leo es un signo magnánimo: buenos líderes, exitosos, positivos, entusiastas, trabajadores y populares. Claro tantas características positivas terminan por crear a personas algo egocéntricas y durante los conflictos, quizás mostrarán sus posturas más inmaduras. Mientras, Virgo es crítico, controlador y bastante cascarrabias. Pero todo eso lo compensan con su fidelidad, solidaridad y amistad sin límites.

Tener defectos es parte de vivir

Libra es de esos signos que llevan todo hasta el exceso. Cuando se molestan son incontenibles y bastante se sabe de su vanidad. Pero en contraste tienen un sinfín de virtudes: son sociables, románticos, cariñosos, diplomáticos y racionales. De igual forma, de Escorpio se exalta su lado vengativo, posesivo y el terrible hecho de que les cuesta adaptarse cuando hay algún problema. Pero con ellos no todo es malo, ya que son espirituales, colaboradores y de lo mejor que hay en la cama. Por su parte, Sagitario es un signo de pocos puntos negativos. Quizás su soberbia durante algunas coyunturas y su irremediable infidelidad amorosa sea lo menos destacado de los regidos por el minotauro. Claro que sus virtudes son muy valoradas, y es que ellos son una fuente inagotable de sabiduría, les encanta enseñarnos y quizás es el signo que se adapta mejor a los cambios de la vida.

Capricornio tiene como desventaja, esa desconfianza arraigada que muchas veces no deja que otros se acerquen. Añadido a esto, durante coyunturas emocionales complicadas tienden a perder el control. Pero lo bueno es que son hogareños, comprometidos, hospitalarios y ambiciosos. No dejarán de luchar hasta conseguir lo que quieren. Luego tenemos al evolucionado Acuario, que quizás peca de individualista, solitario y algo prejuicioso. Ellos van por la vida midiendo la bondad o maldad de las personas. Sus cualidades: son libres, humildes, confiables y están en la casa de la amistad, por lo cual nunca te fallarán. Cerrando, Piscis es otro de los más evolucionados, mostrándose respetuoso, comunicativo, sentimental y bastante apto al solucionar los problemas que otros le plantean. Claro que no existe signo perfecto: Cuando los conoces puede ser difícil tratarlos y en ocasiones son extremadamente susceptibles. Evidentemente, todo extremo es malo.

Articulos relacionados