Quiromancia: origen y características

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha tenido el deseo de saber qué hay mas allá de lo que ve, y este deseo, lo ha llevado a obtener grandes descubrimientos, cambiar el rumbo de la historia, y replantearse muchos aspectos de la vida. Uno de estos deseos, ha sido el de predecir lo que el futuro tiene para decirle, atender señales, buscar signos, creando métodos para saciar esta necesidad. Uno de ellos es la quiromancia, la cultura popular de leer la palma de la mano con fines adivinatorios, ¿quieres saber más de ella? Te lo contamos!

Hablemos de su origen

La quiromancia es una práctica común en países como la India, Nepal, Tíbet, China, Persia, Sumeria, entre otros, y se ha expandido por todo el mundo a lo largo de la historia, estableciéndose como el método de adivinación más asequible, quedando al alcance de todo el que tenga el conocimiento necesario para usarlo. Sus inicios vienen desde el sabio hindú Valmiki, quien escribió un libro comprendido de 567 estrofas y denominado, como “las enseñanzas de Valmiki Maharshi sobre Quiromancia masculina”, y luego se extendió por varios países cercanos.

En Grecia, esta técnica fue practicada por grandes filósofos y pensadores de la época como Anaxágoras, Aristóteles quien descubrió un tratado en el altar de Hermes sobre la interpretación de las líneas de las manos. A su vez fue presentado a Alejando Magno, como herramienta para analizar el carácter de sus oficiales. Este arte, fue altamente censurado por parte de la iglesia católica quien lo consideraba pagano, y en el renacimiento fue clasificado junto con otras disciplinas, dentro de las siete artes prohibidas. No fue sino hasta 1839 que este medio, tuvo otra vez un auge dentro de la sociedad, años después, en 1889 se funda la primera sociedad de quiromancia en Berlín.

Particularidades de la Quiromancia

La quiromancia primero que nada hace referencia a la observación de las manos para conocer el destino de las personas, visualizando sucesos pasados, presentes y futuros, además de otros factores como el carácter y personalidad. Los quiromantes defienden, que las diferencias de las líneas palmares en los individuos, dan un mensaje claro de los rasgos físicos y psíquicos únicos de cada persona, y que, mediante las características de las manos, se puede estudiar el perfil psicológico de la persona.

En ella se analizan las líneas y los montes formados en la palma de las manos, aunque también hay quienes examinan características de los dedos, uñas, huellas dactilares, y patrones de piel, así como sus texturas. El proceso empieza con la lectura de la mano dominante, es decir con la que se escribe o se usa mayormente, considerando que representa la mente consciente, y que la otra representa el subconsciente. Aunque en algunas culturas se cree que lleva rasgos hereditarios de familiares, o incluso de vidas pasadas, en esta técnica se tienen en cuenta el tipo de manos, clasificándose en cuatro u once tipos principales. Y también las líneas presentes en ellas, las principales y otras que no son tan visibles.

Articulos relacionados